• Sandra Solís

Sin salir del barrio

¿Sabías que el casco antiguo de Oviedo es un gran centro comercial con negocios de lo más diverso? En una sola zona, y al aire libre ( a excepción de los puestos del Mercado de El Fontán), puedes disfrutar de tiendas, restaurantes, arte, cultura e instituciones públicas. La mayor parte de las pequeñas tiendas que cohabitamos en esta zona privilegiada de la ciudad formamos parte de una asociación de comerciantes llamada ACOA. Hoy iniciamos una sección en nuestras redes llamada Sin salir del barrio en la que te presentaremos productos, comerciantes, negocios e ideas que tienes ahí, a la puerta de casa, e igual desconoces. Te sorprenderán todos los tesoros que esconden los comercios del Oviedo antiguo. ¿Por qué no hablar unos de otros? ¿Qué mejor publicidad que aquella en la que un comerciante promocione a otro entre sus clientes? Que aproveche su seguidores en Facebook o en Instagram para dar a conocer a sus compañeros.





Te puedes vestir en El antiguo Iriarte pero darte un tratamiento de belleza justo enfrente, en el tercer piso, en la Clínica Nova. De la que bajas, comprar paracetamol en la farmacia de Luisina, acercarte a By Capella a ver si les ha llegado ese té que te vuelve loca y que te gusta disfrutar en casa, ya sin zapatos, enfundada en esas zapatillas de Les Zapatilles del Fontán que te regalaron la pasada Navidad. Y ahí, en tu salón, piensas que tienes que tapizar esa silla heredada de la abuela que te chifla pero que necesita un repaso. En La Cestería te la dejarían como nueva. Y comprar girasoles para celebrar la primavera. Flores Sara es tu sitio. ¡Ostras! Y tienes que ir sin falta a Gallinita a escoger un vestido para la bebé de Ana, tu mejor amiga, que acaba de nacer. ¿Y para ella? ¿Para Ana? ¡Ya lo tienes! Una tableta de ese chocolate tan exquisito que tienen en The Chocolat, en la calle Jesús. ¿O le gustará más un bizcocho de El Horno de la Abuela, en la calle Sacramento? O quizás un sujetador de lactancia que ya habías mirado en Moda Maxima. "No, eso que se lo compre ella", piensas. Quizás un libro, en Bosque Mitago, o una crema ecológica en Geacosmetics.





Esto son solo algunos ejemplos pero, créeme, hay tiendecitas fabulosas con un encanto que no encontrarás ni en el comercio on line ni en las grandes superficies. Además, disfrutarás de esa forma de comprar lenta, con calma, en la que te escuchan y escuchas, en la que comprador y vendedor intercambian energía y disfrutan del acto de negociar, en la que se cuentan y se interesan el uno por el otro y en la que el producto adquiere un valor especial porque se le mima, se le presenta y se le atiende.





La unión hace la fuerza y eso es lo que pretende la nueva acción que desarrollaremos las tiendas que formamos parte de la asociación de comerciantes del Oviedo Antiguo (ACOA). Invertir en publicidad, hacer campañas de prestigio, llevar las redes sociales, conseguir subvenciones, lograr escaparates impactantes, desarrollar estrategias para animar las ventas o tener una página web atractiva (o simplemente tenerla) son objetivos complicados para un negocio pequeño. Generalmente, somos como los hombres orquesta, tocamos todos los instrumentos y todo lo hacemos nosotros. Por eso es tan importante que nos echemos una mano unos a otros.





Con este espíritu nace Sin salir del barrio. Por nuestra parte, Vane, mamá y yo visitaremos otras tiendas de la zona y os hablaremos de sus productos, de su proyecto o de algún artículo que tengan y que nos enamore. Con cierta periodicidad (cuando podamos, por eso de que hacemos de todo y el tiempo no siempre nos llega), incluiremos en nuestros posados un cuaderno de la Papelería San Antonio, unas gafas de la óptica Rosal 21 o un helado de turrón de Verdú. Queremos crear esa red de apoyo, ese vínculo y ese sentir de estar haciendo barrio, de crear ciudad y vecindad. Porque si al barrio le va bien, a nosotros nos va bien, y nuestros comercios son los comercios de todos. ¿O no?

229 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo